Better than the Iron Throne

inktober2016_1

This September I made real one of my dreams in this life: visiting Japan. I have been obsessed with this country since I was a little child and I even studied Japanese (along with English Literature) in my undergraduate.

Because I’m lucky enough to have one of my best friends living in Tokyo, I could stay in this beautiful country and even travel around despite having the tight budget of a PhD student…

For this year’s Inktober I thought it’d be really fun to draw the things that inspired/surprised me the most about Japan. This is a very, very different place – compared with what I have known so far – so hopefully I will also surprise you with some of my insights!

 

The first thing in this collection couldn’t be other than my only Japanese true-love… the toilets!!! OMG, I had never felt so taken care of until I sat on one of these wonders. Music, a warm seat, water up front and behind (cold and warm and you can also control the preassure!)…

Definitely, I want to have one of these babies at home whenever I can afford it.

It can even make a fake pipe sound to camouflage other ‘shameful’, real sounds… I’m sorry, but this just answered one of my deepest desires…

You have to try to understand this almost religious experience…


En septiembre cumplí uno de los sueños de mi vida, ¡visitar Japón! La verdad es que he estado fascinada con este país desde que era una cría. En la universidad, de hecho, estudié un doble grado de Japonés y Literatura Inglesa.

Resulta que soy muy afortunada y una de mis mejores amigas vive en Tokio, con lo que al final pude permitirme incluso viajar un poco dentro del país – teniendo en cuenta mi muy magro presupuesto de estudiante de doctorado.

Como este año quiero repetir con Inktober, se me ocurrió usar a modo de inspiración las cosas que me han inspirado o sorprendido en este increíble viaje. La verdad es que Japón es un país muy, muy diferente a todos los lugares en los que he estado antes, así que espero sorprenderos también un poco a vosotros… ¡incluso animaros a visitar el país del sol naciente!

Lo primero en esta colección no podía ser otro que los maravillosos váteres japoneses (que desde el minuto cero se convirtieron en mi objeto de deseo). Dioses, jamás antes me había sentido tan mimada, os lo juro. Tienen un asiento calentito, música, agua para las partes delanteras y traseras que puede ser caliente o fría (y también puedes regularle la presión).

Sin ninguna duda, me pienso pillar uno de estos en cuanto pueda permitírmelo.

En serio, incluso estos váteres hacen un sonido como de tuberías falso para camuflar otros sonidos algo más vergonzosos… ¿cómo no me iba a enamorar de ellos si están hechos para mí?

Probar para creer, eso es todo lo que tengo que deciros.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s